La Fundación construyó viviendas para 251 familias que vivían en condiciones muy precarias en un cementerio en Nellore. A lo largo de tres generaciones su medio de subsistencia consistía en mantener el cementerio y recolectar los desechos de un vertedero próximo. Ahora, 928 personas, de las que 367 son menores o jóvenes de hasta 18 años, tienen un hogar seguro en el que vivir. Foto: © Vasu Kalapalli. Leer >