En primera línea COVID-19

Nuestros recursos frente a la pandemia

La declaración de confinamiento en la India, el pasado 25 de marzo, sorprendió a decenas de millones de personas desplazadas por todo el país por trabajo. Millones de ellas no tuvieron tiempo de regresar a sus aldeas. La FVF preparó y distribuyó miles de comidas diarias para ellas; también fabricó millones de mascarillas y hecho difusión de cómo prevenir la enfermedad en los pueblos con acciones que incluyen murales y obras de teatro. El Hospital de Bathalapalli, se convirtió en centro para el tratamiento de pacientes con COVID-19. La Fundación ha trabajado con la administración para hacer frente a esta crisis en un país con un sistema sanitario público insuficiente para más de 1.300 millones de personas.

19.204

personas a las que se distribuyó alimentos

5.544.653

mascarillas fabricadas

6.200

pacientes atendidos por covid (abril-octubre)

528

personas dedicadas al tratamiento y gestión de pacientes con covid 19

403.154

comidas preparadas durante el confinamiento para personas migrantes/jornaleras

© Aina Valldaura/FVF

Nagamani, 18 años y migrante:

“He recorrido 500 kilómetros a pie. Un hombre nos habló de la Fundación y decidimos llegar hasta aquí en busca de ayuda. Nos han dado comida, camas, nos hicieron el test de la covid y han gestionado nuestro regreso a casa en autobús”.

© Roberto Rodríguez/FVF

Parvathi, miembro del Comité de Desarrollo de la Comunidad de Sonadapalli:

“Hace unos años vivíamos en cabañas. Hoy somos capaces de detectar las necesidades de nuestra comunidad y resolverlas”.

Inclusión para la movilización

El poder de la comunidad

El proyecto de la Fundación Vicente Ferrer ha ido creciendo a medida que la población se iba implicando activamente en él. Si hoy tiene una estructura organizada es porque ha crecido de manera transversal y comunitaria. El conocimiento de los derechos es fundamental para reforzar la autoestima individual y desarrollar un esfuerzo colectivo en beneficio de la comunidad y su desarrollo.

3.533

comités de Desarrollo Comunitario (CDC)

26.751

personas en los CDC

1.279

escuelas de refuerzo activas

5.848

menores participan en el Programa de Deporte

481

estudiantes han completado los cursos en la Escuela Profesional de Idiomas

17.682

estudiantes en Programa de Becas preuniversitarias y universitarias

Igualdad para las mujeres

Lideresas del cambio

La Fundación promueve el asociacionismo de las mujeres con el fin de construir una red de solidaridad. En estos grupos, denominados sanghams, las mujeres salen de su aislamiento, identifican conductas discriminatorias, e inician el proceso de desnormalizarlas. Además, para promover su independencia económica, a través de los sanghams tienen acceso a microcréditos y a la posibilidad de emprender, impulsando así su propio liderazgo individual. El objetivo final es avanzar hacia la igualdad en las aldeas.

3.326

nuevas propietarias de viviendas

11.042

microcréditos concedidos

8.245

jóvenes becadas para estudios superiores

2.313

niñas participan en el Programa de Deportes

93.829

Mujeres participantes en sanghams (asociaciones de mujeres)

265.773

Consultas de ginecología y obstetricia en hospitales FVF

© Cristòfol Oliver/FVF

Peddakka, profesora y lideresa de la asociación de mujeres:

“Me casé con doce años y me escapaba para estudiar. Mi marido venía a sacarme de la escuela. Ahora mi objetivo es que las niñas crezcan con respeto y libertad”.

© Mariano Fuentes/FVF

Naresh, deportista con discapacidad  intelectual:

“He representado a la India en los Special Olympics de Los Ángeles. Ahora todo el mundo me reconoce en mi pueblo”.

Oportunidades para personas con discapacidad

Rompiendo barreras

La participación de las personas con discapacidad en la educación, la economía, el empleo y la toma de decisiones es imprescindible para un desarrollo inclusivo y sostenible. Para lograrlo, es básico el apoyo desde la infancia, con un programa de atención temprana, educación y acceso a recursos que favorezcan al máximo su autonomía. También es imprescindible la información y conocimiento sobre sus derechos. Apoyar su liderazgo y promocionar sus éxitos contribuye a aumentar la confianza de todo el colectivo.

810

cirugías ortopédicas

663

becas para estudios superiores

348

niños y niñas en escuelas inclusivas de primaria

44

chicas y chicos en el Programa Special Olympics

33.336

participantes en vikalangula sanghams (grupos de apoyo)

4.624

dispositivos de apoyo a la movilidad fabricados

Salud y bienestar

El derecho a la salud

Los tres hospitales de la fundación subvencionan la atención a pacientes sin recursos. Cuentan con varias especialidades médicas: Medicina General, Cirugía General, Anestesia, Ginecología y Obstetricia, una unidad pediátrica, unidad de traumatología. Además cuenta con una Unidad de Cuidados Intensivos, un laboratorio y un Banco de Sangre. Mención especial para la Unidad de Enfermedades Infecciosas, que trabaja para detectar, hacer seguimiento y tratar a personas con VIH/sida y tuberculosis. La Fundación realiza talleres de sensibilización para promover hábitos de higiene y salud y lucha contra los estigmas hacia personas con determinadas enfermedades.

929

Voluntarias formadas en la salud

3.794

Charlas sobre salud e higiene

837.894

Consultas en la red hospitalaria

2.574

Pacientes en UCI neonatales

235.030

Pacientes atendidos en red de hospitales y clínicas

7.489

Pacientes en el centro de tratamiento antiretroviral

© Ramamohan/FVF

Lakhsmi Devi, trabajadora salud rural:

“Mi trabajo es acercar la sanidad a las personas que viven en aldeas. En mi botiquín llevo vacunas y medicación para VIH o tuberculosis para que los enfermos no dejen de tomarla si tienen que invertir mucho tiempo en acudir a recogerlas al hospital”.

© Nagappa/FVF

Adinarayana y Nasaramma, cultivan limones y mangos:

“Por fin hemos accedido a la propiedad de dos hectáreas de tierra. Además, disponemos de placas solares y riego por goteo. No tenemos que mirar al cielo a ver si llueve”.

Vida sostenible

Desarrollo ético y responsable

Más del 80% de la población con la que trabaja la Fundación vive de la agricultura y la ganadería. Son las comunidades las que impulsan los procesos de transformación de las aldeas. El campesinado recibe formaciones para participar en la gestión de infraestructuras como embalses que abastecen a centenares de familias campesinas o la instalación de sistemas de riego por goteo y otros métodos de cultivo sostenibles. La construcción de letrinas sigue siendo imprescindible para paliar los problemas de salubridad de algunas zonas.  Las comunidades avanzan hacia un modelo de desarrollo más sostenible, el empleo de materiales de construcción ecológicos y apostando por el reciclaje

3.454

casas construidas

10

aulas construidas

3.454

letrinas construidas

408.737

árboles frutales distribuidos a familias

2.253

familias campesinas con acceso a  sistemas de riego

118

estructuras hídricas para almacenar el agua