Carta de la Dirección de la FVF

Luz Mª Sanz y Carles Coarasa

© Bárbara Mompó

Después de un año intenso en el que como siempre hemos seguido trabajando para transformar la realidad social y económica de la India, iniciamos una nueva etapa expandiendo nuestro proyecto a Nepal. Es el principio de un camino que nos llevará a más territorios del mundo donde hay personas que sufren abandono y aislamiento.

Por el conocimiento adquirido a lo largo de décadas de experiencia pondremos nuestro primer foco en la infancia. Acompañaremos a las comunidades locales que durante mucho tiempo se han sentido solas. Es hora de que conviertan su resignación en esperanza y lo que ahora perciben como supervivencia sea el germen de una movilización colectiva con un proyecto de futuro. Les apoyaremos en este proceso con los recursos y la estrategia necesarios.

Nuestra misión es universal y nuestro compromiso es mantenernos firmes por muy complejo que sea el camino que debamos transitar. No existen fronteras cuando hablamos del bienestar de los seres humanos. Nos duelen las fronteras mentales que nos alejan del dolor de los demás. El camino que recorre la justicia solo tiene una dirección correcta: la de cuidarnos y sentirnos inspirados por los demás. Como dice Anna Ferrer: “Cuando alguien se preocupa por tus problemas y sufrimientos te está dando esperanza. Y podemos vivir sin muchas cosas, pero no sin esperanza”.

La Fundación Vicente Ferrer es una entidad nacida en el sur, liderada por personas que han sufrido discriminación y pobreza, cuyo sentido de la corresponsabilidad ha dignificado sus vidas.

En Nepal daremos apoyo a la infancia más vulnerable y a sus familias. Niños y niñas con parálisis cerebral, madres sin recursos que padecen en soledad el peso de los estigmas. También estaremos al lado de niños y niñas que han asumido el rol de cuidadores de forma prematura, un rol que no les corresponde: atender a padres o madres con problemas de salud mental. Contribuiremos a fomentar la educación de los menores que muchas veces tienen que acompañar a sus padres y madres cuando se desplazan para trabajar en las fábricas de ladrillos.

Haremos que todas estas personas se sientan acompañadas para construir entre todas y todos un mundo mejor.

Luz Mª Sanz

Directora General de la Fundación Vicente Ferrer

Carles Coarasa

Gerente de la Fundación Vicente Ferrer